conadic.salud.gob.mx
Inicio > PRENSA > BOLETINES >Palabras del Dr. Carlos Tena Tamayo

Palabras del Dr. Carlos Tena Tamayo en la Presentación de la Asociación Mexicana sobre la Adicción, A.C. (AMESAD)

México, D.F. a 5 de Septiembre de 2011

 

En la antigua Roma, se le llamaba Addictus, a aquel deudor “insolvente” que había sido adjudicado a su acreedor para que éste cobrase su deuda. En ese entonces, las leyes del derecho romano determinaban el peso de las cadenas que podían ponérsele y la cantidad de alimento que se le podía dar, estando preso en casa del acreedor. Estas leyes, también obligaban al acreedor a llevar al addictus al mercado público durante 60 días, por tres veces consecutivas y proclamar en alta voz su nombre, la deuda y el importe de ésta, para ver si se encontraba un tercero que quisiera libertarle.

Pasados los sesenta días sin que el addictus hubiese pagado la deuda, o que alguien más hubiese pagado por él, el acreedor podía venderlo como esclavo al extranjero entonces dueño hasta de sus bienes.

Sin embargo, una de las formas en las cuales aquel adicctus podía ser declarado libre con todos sus derechos: una de ellas consistía en que ambos comparecían ante el Magistrado, en compañía de un adsertor libertaris, quien le tocaba con una vara vindicta afirmando contada solemnidad que aquél era un hombre libre y el dueño compadecido aceptaba la libertad de aquél addictus.

Miles de años después, nuestro Premio Nobel Octavio Paz escribiría que “la drogadicción es una forma moderna de esclavitud”, y que “cuando el uso de drogas se vuelve un fin, se convierte en agente destructor”. Ahora sabemos que las cadenas de las adicciones se encuentran en la estructura química y en los circuitos de placer del cerebro, y que por lo tanto, los modernos adsertor libertaris son nada menos que los profesionales en el campo de la atención de las adicciones, gracias a cuya magistral intervención pueden romper esas cadenas y ayudar a que las personas se vuelvan ciudadanos libres… Ahora, más que nunca, nuestra sociedad requiere de todo compromiso y el talento de estos modernos defensores de la dignidad y los derechos de quienes están presos de esta enfermedad.

Los requerimientos para poder enfrentar una epidemia que está afectando a millones de seres humanos en todo el mundo, en una compleja problemática en la que están involucrados diversos factores, desde aquellos que se desencadenan por una curiosidad propia de la juventud, hasta los que se derivan de la búsqueda de distractores mentales ante los problemas que existen alrededor, o bien derivado de una baja autoestima, sentimientos de soledad o depresión originados por problemas en las relaciones dentro de la familia, entre los amigos o en el ámbito laboral. Sabemos que el consumo y dependencia de las drogas afecta de modo significativo la calidad de vida de las personas y en razón de su magnitud, trascendencia y elevado consto social y económico, se le considera un importante problema de salud pública. Por ello, la importancia hoy por hoy de que los especialistas en adicciones cuenten con las herramientas más adecuadas para revertir los efectos de la cultura de consumo de drogas, y para contener sus tendencias mediante acciones preventivas.

El complejo escenario del problema de las drogas nos demanda grandes desafíos, para dar una respuesta integral con el compromiso decidido de las instituciones y profesionales, de las instituciones de salud, universidades, organizaciones sociales y de la ciudadanía, para velar por la calidad y la pertinencia de la formación, para enfrentar nuevos retos derivados de los cambios acelerados en todos los planos que afectan la vida y la salud de las personas en los ámbitos social, ambiental, demográfico, epidemiológico y particularmente, en los sistemas de salud.

Por eso  la importancia de  que el día de hoy se anuncie el establecimiento de la Asociación Mexicana sobre la Adicción, con el respaldo de importantes organizaciones y destacados especialistas con una destacada trayectoria.

Quienes tenemos el privilegio de trabajar para que nuestra juventud esté libre de las adicciones, nos sentimos complacidos de que exista una organización de profesionales e instituciones que se agrupan para encontrar mejores soluciones.

Nos congratulamos también porque sabemos que en estos esfuerzos contamos con su respaldo y apoyo, porque coincidimos en la importancia que tiene el llevar a nuestra sociedad programas preventivos de tratamiento integral con calidad.

Afortunadamente en estas tareas de conciencia pública, en México se esta haciendo un trabajo sin precedentes, para que las personas tengan información que les permita conocer con certeza los efectos del consumo de drogas, y de este modo, sea el conocimiento el que les ayude a tomar mejores decisiones, pues de ellas dependerán su salud, su vida y su felicidad.

Coincidimos con ustedes en la importancia de que todos, nuestros jóvenes y adultos, estemos debidamente enterados de las consecuencias de su consumo, pues todos tenemos la obligación moral de orientar, aconsejar o informar a quienes tenemos a nuestro alrededor, de los riesgos que representa el consumir drogas.

La política del gobierno mexicano se orienta al fortalecimiento de nuestras comunidades para que cuenten con herramientas para evitar que sus hijos consuman drogas. Para eso se ha trabajado en todo el país, con la Campaña Nacional de Información para una Nueva vida, bajo el liderazgo de la Lic. Margarita Zavala, a través de miles de promotores y  multiplicadores capacitados, quienes promueven reuniones en su colonia, barrio o comunidad encaminadas a evitar el consumo de drogas.

Como parte de esta política de Estado, se ha considerado la participación de profesionales y consejeros de las organizaciones de la sociedad civil, de los grupos de ayuda mutua y de las clínicas privadas que tienen un papel preponderante en el desarrollo e instrumentación de acciones de tratamiento, rehabilitación y reinserción social.

En la Comisión Nacional contra las Adicciones, estaremos atentos de de los trabajos de la AMESAD, y siempre dispuestos a escuchar sus propuestas y apoyar el desarrollo de nuevos proyectos.

La tarea será más efectiva al unir los esfuerzos de maestros, padres de familia, organizaciones de la sociedad civil y de los tres niveles de gobierno. Sólo así podremos ir alcanzando los retos para asegurar un mejor fututo para quienes constituyen el patrimonio más preciado de nuestro país: nuestras niñas, niños y jóvenes, pero también estaremos asegurando mejores ciudadanos para nuestra tierra, que tanto queremos.

Redoblemos pues nuestro esfuerzo y dedicación en este trascendental proyecto que hoy nos une, porque en la prevención de las adicciones, todos somos uno.

 

 

Última modificación :
Martes, 5 de Sptiembre de 2011 por WEB Master CONADIC

Av. Insurgentes Sur No. 1228, 1ro, 3ro y 11vo Piso, Col. Tlacoquemecatl del Valle, C.P. 03200, Delegación. Benito Juárez, Ciudad de México. Tel. 50 62 17 00 Ext. 58976

 

CONSEJO NACIONAL CONTRA LAS ADICCIONES, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD