conadic.salud.gob.mx

ENCUESTA NACIONAL DE LA JUVENTUD, 2000

 

Encuesta Nacional de la Juventud 2000

México, D. F., agosto 2002

SECRETARÍA DE EDUCACIÓN PÚBLICA
INSTITUTO MEXICANO DE LA JUVENTUD
Centro de Investigación y Estudios sobre Juventud

 

Instituto Mexicano de la Juventud
Cristián Castaño Contrera
Director General

Centro de Investigación y Estudios sobre Juventud
José Antonio Pérez Islas

Coordinador General
Mónica Valdez González

Coordinadora de Investigación
Bernabé Flores Jaimes

Coordinador de Integración y Actualización
Encuesta Nacional de Juventud 2000
José Antonio Pérez Islas

Coordinación General
Centro de Investigación y Estudios sobre Juventud

Serapio Rendón núm. 76, tercer piso
Colonia San Rafael. Delegación Cuauhtémoc
México, D. F., 06470
Tel. 55-35-05-33/ 55-46-20-27/ Fax: 57-05-36-50
Tel. 55-35-16-05 ext. 236

www.imjuventud.gob.mx

Se autoriza la reproducción total o parcial del documento indicando la fuente.

 

CONTENIDO

Presentación

I. Antecedentes

II. Objetivos Generales

III. El tema central: Los procesos de incorporación del joven a la sociedad

IV. La Encuesta Nacional de Juventud

A. El proceso
B. El universo y la muestra
C. Cuestionario y resultados de aplicación

V. Resultados generales

A. Jóvenes de 12 a 29 años de edad

1. Los jóvenes y sus familias de origen
2. Los jóvenes y la escuela 15
3. Los jóvenes y las creencias y prácticas religiosas
4. Consumos y prácticas culturales de los jóvenes

B. Jóvenes de 15 a 29 años de edad


1. Salida del hogar paterno
2. Noviazgo
3. Sexualidad
4. Las uniones juveniles de pareja
5. La procreación
6. Participación social
7. Percepciones y Valores

C. Jóvenes que han trabajado, trabajan o buscan trabajo.


1. Primer trabajo
2. Trabajo actual o último trabajo
3. Valoración del trabajo
4. Buscadores de trabajo

Presentación

El Instituto Mexicano de la Juventud (imj) y su antecedente institucional más inmediato (Causa Joven) se propusieron como tarea central actualizar y profundizar en el conocimiento sobre las y los jóvenes mexicanos, como un elemento fundamental para la construcción de políticas públicas generales.

Para cumplir con este objetivo, uno de los aspectos más complejos era obtener información estadística específica, que permitiera conocer las heterogéneas situaciones que se presentan para el sector juvenil en la amplitud del territorio nacional, por tanto, nos dimos a la tarea de elaborar un proyecto, que con la participación de diversos actores académicos y públicos, facilitara un acercamiento a las nuevas realidades que viven las y los jóvenes de nuestro país.

La Encuesta Nacional de Juventud 2000 (ENJ) es fruto de dos años de trabajo, coordinado por el Centro de Investigación y Estudios sobre Juventud (ciej) del imj; en el diseño conceptual participaron destacados investigadores, especialistas de cada una de las áreas que formaron parte de la ENJ, ellos constituyeron el Comité Técnico, que guió la orientación del cuestionario que se aplicó. La realización del diseño muestral y la estrategia de aplicación, captura y validación de resultados estuvo a cargo del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (inegi). De la misma forma, agradecemos el apoyo financiero de la Fundación Ford, México, para la primera etapa de esta Encuesta.

Esta primera entrega tiene como propósito iniciar la difusión de resultados generales de la ENJ, con representatividad a nivel nacional, con el fin de cumplir el objetivo de generar la corresponsabilidad de los diversos actores sociales en la construcción de acciones en beneficio de un sector estratégico para el desarrollo del país como es el juvenil.

Instituto Mexicano de la Juventud

Mayo del 2001

Inicio

 

I. Antecedentes

La realización de la ENJ está enmarcada en el proyecto estratégico que se planteó el Centro de Investigación y Estudios sobre Juventud (ciej) del Instituto Mexicano de la Juventud (imj) desde 1996; dicho proyecto partía, en su primera etapa, de una revisión sobre los avances que se desarrollaron en materia de investigación durante la última década, con el fin de conocer cuál era “el estado de la cuestión” sobre el conocimiento que se tiene respecto al sector juvenil.[1] Paralelamente y desde 1997, se propuso difundir los estudios y aproximaciones más relevantes que sirvieran para reactivar una Red de Investigadores Nacionales e Internacionales, que estuvieran realizando trabajos sobre diferentes aspectos de la realidad juvenil, así como, comenzar a discutir las nuevas tendencias que caracterizan el actuar de las y los jóvenes.[2]

En este marco, la ENJ representa una nueva etapa que busca indagar información sobre los procesos que actualmente se producen en la incorporación del joven a la sociedad mexicana, en el contexto de obtener una fotografía de la generación joven de fin de siglo, que sirva como referencia para su posterior profundización en estudios cualitativos y cuantitativos, así como, la necesaria adecuación de los programas que se proyecten para los siguientes años.

Inicio

 

II. Objetivos Generales

  • Lograr un acercamiento a los mecanismos más relevantes que en la actualidad modifican los procesos de incorporación del joven a la sociedad y, cómo las prácticas juveniles se están adaptando a esas transformaciones.
  • Desarrollar una fuente estadística con una temática integrada y seleccionada sobre jóvenes que permita cubrir las necesidades de información de los sectores público, social y académico que trabajan con este sector de la población.
  • Incluir en la cultura estadística nacional, un enfoque de juventud que dimensione la problemática social y económica desde la perspectiva de este sector poblacional, que será el mayoritario durante los próximos 20 años.

Inicio

 

III. El tema central: Los procesos de incorporación del joven a la sociedad

El sentido de la ENJ tiene que ver con los procesos actuales que el joven experimenta para adquirir el estatuto adulto, que idealmente, siempre se ha propuesto como una incorporación plena e integral a la sociedad.

No es extraño para nadie que este proceso se ha ido complejizando en función de los cambios que se producen a nivel mundial, regional, nacional y local. Las transformaciones en la familia (debido entre otras razones, a la incorporación de la mujer a los mercados de trabajo); el aumento de los niveles de escolaridad y su relación inversamente proporcional con las opciones de empleo (que influyen en la menor movilidad social que representa el paso por la escuela); la diversificación de los mercados de trabajo (y su correlativa ampliación de los sectores ocupados en la informalidad); los nuevos intereses que diversos sectores encontraron en participar social y políticamente vinculados a causas ciudadanas concretas (en sustitución de la participación en organizaciones políticas tradicionales). Todos ellos son, entre otros, factores que han influido para romper el significado del circuito ideal propuesto para la inserción de los jóvenes a la sociedad: familia-escuela-trabajo-participación.

La frontera final del ser joven, que consiste en la emancipación, se está diluyendo, dado que las cuatro condiciones para lograrla de una forma social típica (independencia económica, autoadministración de los recursos disponibles; autonomía personal; y, constitución de un hogar propio),[3] tienen cada vez mayor dificultad para cumplirse.

Si estas consideraciones generales las complejizamos cruzándolas con criterios de género y origen social o región de pertenencia, las situaciones pueden exponenciarse de tal manera, que se tendría un panorama de lo más heterogéneo en los procesos por los cuales actualmente los jóvenes transitan aspirando a convertirse en adultos.

Obviamente, una investigación de carácter nacional sólo puede indagar tendencias generales sobre el pasaje de los colectivos juveniles, que posteriormente tendrían que buscar su especificidad mediante estudios de tipo más cualitativo.

En la construcción del cuestionario se consideraron cuatro líneas centrales de trabajo:

  • Familia. Algunos temas sobre los cuales se sabe poco, están relacionados con aspectos de la dinámica interna familiar como, si esta mayor permanencia de los jóvenes en el hogar paterno fuera mera necesidad o simple deseo de conservase protegidos por la familia, fuera falta de deseos de establecer compromisos de pareja o en el peor de los casos, estrategia de sobrevivencia ante las crisis.
    La otra vertiente tiene que ver con la constitución de parejas y de nuevas familias en jóvenes, donde persisten preguntas poco indagadas sobre la menor formalidad en la unión, sobre el lapso entre la cohabitación y la concepción de los hijos, sobre los efectos que produce la inestabilidad laboral en las relaciones y roles de la pareja y esto, tanto desde la perspectiva joven femenina como masculina.
    En síntesis, la indagación se refiere a los procesos juveniles que van desde la familia paterna de origen hasta la constitución de nuevas parejas, lo que se traduce en pasar revista a temas como autoridad, sexualidad, relaciones de género, estructura de hogares y vivienda, entre los aspectos más relevantes.
  • La transición escuela-mercado de trabajo. La tendencia a la reducción de la oferta de ocupaciones remuneradas permite intuir que la búsqueda de empleo se ha convertido en un trabajo en sí mismo. Por otra parte, las opciones del autoempleo solo refiere a los jóvenes a trabajos con recorridos laborales altamente frustrantes y de sobrevivencia. Toda esta problemática no se explicaría si no se vincula con las redes de inserción al empleo y con los elementos del llamado “ capital social”, que mediante su uso, los jóvenes realizan inversiones en ciertas relaciones que les pueden garantizar las conexiones necesarias para insertarse a la participación económica y que no tienen nada que ver con los canales oficiales de búsqueda de empleo.

En suma, lo que se indaga es cómo se articulan las procedencias de clase, los bagajes formativos y el capital social, la situación de los mercados de trabajo y las prácticas de los mismos jóvenes para modificar esta transición; así como, las actuales relaciones entre trabajo y ocio o, el mismo concepto de trabajo y, todo esto, cómo se traduce desde la perspectiva de género.

  • Las prácticas juveniles. Contrariamente a lo que sucede con los temas anteriores, éste ha sido uno de los ámbitos que ha ocupado mayor interés en las investigaciones; no obstante, en muchos de los casos se han abocado a grupos o acciones muy específicas. Por lo tanto, la cuestión central de este apartado se enfoca a la transformación que han sufrido los procesos de las participaciones políticas tradicionales, hacia nuevas formas de acción y agrupamiento vinculados con espacios concretos y objetivos inmediatos. También se indaga sobre el tema de las producciones y consumos culturales a partir de los estilos y las generaciones; lo que se traduce en indagar cómo se están construyendo con base en las prácticas juveniles, los nuevos espacios sociales (objetivos y de representación); cuál es y cómo se procesa la importancia de los grupos de pares; cuál es el diálogo que los jóvenes entablan (si lo hay) con los medios audiovisuales; qué nuevos medios de comunicación usan (el cuerpo, el lenguaje, la moda, etc.); cómo se sienten frente a las instituciones políticas formales; y sobre todo, cómo se diferencian estos procesamientos desde las perspectivas de origen social y étnico, género y región de procedencia.
  • · Actitudes y valores. Dado que comprender y profundizar sobre las representaciones de los jóvenes y del mundo de vida es prever el futuro del país, la última vertiente que incluye la hipótesis general se refiere a ese ámbito ambiguo llamado de las actitudes y valores. Siendo un tema transversal a los tres anteriores, se buscó en esta parte no sólo rescatar los discursos en sí, sino las prácticas que sustentan dichas elaboraciones discursivas.

Estos temas tienen que ver con esos espacios quizá intangibles pero que cotidianamente experimentan los jóvenes; entre ellos destacan: el contacto con los dominios tecnológicos y globalización (informática, Internet, medios audiovisuales, etc.); el horizonte temporal y prospectivo que elaboran de sus deseos; sus formas de adscripción a la religiosidad o a las ideologías.

Inicio


Última modificación :
Martes, 12 de octubre de 2010 por Arq. Germán Diaz

Av. Insurgentes Sur No. 1228, 1ro, 3ro y 11vo Piso, Col. Tlacoquemecatl del Valle, C.P. 03200, Delegación. Benito Juárez, Ciudad de México. Tel. 50 62 17 00 Ext. 58976

 

CONSEJO NACIONAL CONTRA LAS ADICCIONES, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD